armas de la Villa
Situación y clima.

Briones es uno de los 184 municipios que hoy integran la Comunidad Autónoma de La Rioja (España). Situado en el extremo noroccidental de la Rioja Alta, su término municipal, de 38 kilómetros cuadrados de extensión, queda acostado sobre la margen derecha del rio Ebro. El pueblo se emplaza sobre un cerro de 80 metros de altura, con su ladera norte cortada sobre el rio en pendiente casi vertical. Dice Govantes en su Diccionario Geográfico-Histórico de España (1846) -"la villa, sobre la colina, domina mucha parte del país"- y el viajero que por vez primera llega a Briones descubre desde lejos su silueta, recortada con frecuencia sobre un cielo azul, y descollando sobre el caserío la esbelta torre de su iglesia.
El clima de Briones, como el de toda La Rioja, es un clima continental pero suavizado por hallarse la villa situada en el centro de la profunda depresión originada por el rio Ebro. Esta circunstancia lo templa y suaviza de forma notoria. La media térmica anual es del orden de los 12,7 grados y se registra una amplitud térmica media de 15,1 grados entre invierno y verano. La pluviometría media anual es de 500 litros por metro cuadrado, significativamente superior a la media española. En verano, aun en los dias de máximo calor, el viento cierzo del norte refresca el atardecer y una prenda ligera de abrigo se agradece a la hora de contemplar la Rioja Alavesa desde las Cercas del Torreón.

Puede ver un mapa para conocer la exacta situación geográfica de Briones pulsando AQUI.


Restos del Castillo Un poco de historia.

Aunque las primeras referencias históricas sobre Briones se remontan al tiempo de los romanos, - Gimileo, antigua pedanía de Briones tomó su nombre de la Gemina Legio VII, fundadora de ciudad romana de León (Legio)-, la Crónica Albeldense hace referencia expresa a que Alfonso I (739-757) taló los términos de Briones y otros seis poblamientos. Sucesivamente sarracena, hasta finales del siglo IX, dominio navarro del Rey Ordoño, desde principios del siglo X, perteneciente al Condado de Castilla, desde finales desde el siglo X, Briones sufrió las lógicas tribulaciones de todas las tierras fronterizas. Fernando III el Santo (1217-1252) nombra al primer Señor de Briones, título que recayó en Don Diego López de Haro, sobrino del monarca, permaneciendo ya desde entonces el Señorío en el ámbito del Reino de Castilla, aunque a menudo envuelto en numerosos episodios bélicos con sus vecinos del Reino de Navarra.


Torre del homenaje Y desde entonces...

Hasta 1837 y por sentencia del Supremo Tribunal de Justicia, Briones no pasó de derecho bajo el dominio de la Corona. Durante las guerras carlistas Briones tuvo importante protagonismo, dada su situación de villa fronteriza entre los terrenos de la Sonsierra, sembrados de villas fortificadas, (La Bastida, La Guardia, Labraza), tradicionalmente carlistas y aquellas villas , como Briones, situadas en la margen derecha del Ebro, más influenciadas por su proximidad a Castilla y a los nuevos aires liberales.
Las ruinas de su castillo, cuya Torre del Homenaje se derrumbó lamentablemente en 1941, sin que nada se hiciera por su conservación o reconstrucción, sus escudos, sus casas solariegas nos hablan de un pasado glorioso y cargado de historia, pero el trascurrir por sus calles y el hablar con sus gentes nos dicen también de un futuro cargado de diálogo, de paz y de prosperidad.





A los posibles interesados en un detallado conocimiento de la historia de Briones, nos permitimos recomendarles la lectura del magnífico libro "La muy noble y muy leal Villa de Briones", cuyo autor es el Doctor en Historia Juan Ignacio Fernández Marco, S.J.,y que fué publicado por el Instituto de Estudios Riojanos en el año 1976
__________________________________________________________________________________________________________________________


arriba